Saltar al contenido

5 Tipos De Pranayama: Trabaja Tu Respiración

La respiración,  la función más importante de la vida. La conciencia de esto rara vez nos acusa y capta nuestra atención, pero continúa fluyendo en un promedio de 15-20 veces por minuto, ¡eso equivale a 20,000 respiraciones por día!. Aquí te muestro 5 tipos de pranayama, para que vallas soltando un poco y mejorando tu respiración.

Tanto los principiantes como los practicantes avanzados se beneficiarán al incorporar algunos de los siguientes ejercicios de pranayama  en la colchoneta de yoga o en cualquier otro lugar cuando la vida se torna agitada. Todo lo que necesitas son unos minutos, un asiento cómodo o una postura como siddhasana, y un espacio libre de distracciones.

Respiración natural

Simplemente respirar y notar que la respiración natural precede a cualquier pranayama, y ​​es un paso necesario para todos los practicantes.

La respiración es la única función voluntaria e involuntaria del cuerpo que revela tus patrones inconscientes emocionales, mentales y físicos. Solo podemos sanar y transformar estos patrones una vez que elegimos reconocerlos. De lo contrario, tu aliento continuará contando su historia, ya sea que elijas escuchar o no.

Una vez que te das cuenta de que puedes influenciar la profundidad, el ritmo y el sonido de la respiración, comprenderás el poder del pranayama. Haz una prueba:

  • Inhala y observa los pensamientos a medida que surgen.
  • Respira y observa los pensamientos a medida que se disipan.
  • Date permiso para liberar tu tensión a tus pensamientos durante este tiempo de meditación.
  • Regresa a tu vida con una mente tranquila y clara.

Respiración ujjayi

tipos de pranayama

Al respirar, especialmente el diafragma se activa, lo que expande el espacio pulmonar con fuerza hacia abajo (hasta 10 cm) y ayuda a absorber el aire en el espacio de vacío así creado. Al trabajar en contra de la resistencia del diafragma muscular se fortalece de manera sostenible.

Para hacer la practica siéntate derecho, cierra los ojos. Inhala lentamente por la nariz y por la boca.

Al exhalar, crea un “HHHAAA”.

Ahora cierra la boca mientras exhalas. Mantén tu garganta sin cambios y cree exactamente el mismo tono, ahora con la boca cerrada. Asegúrate de que el tono esté en la garganta y no en la nariz.

Ahora mantén la forma de tu garganta durante la inhalación. También con la inhalación ahora se produce el mismo sonido de precipitación.

Comienza a equilibrar tu inhalación con la exhalación. Sonido, calidad y duración. Descubrirás que la exhalación suele ser más larga y más poderosa. Extiende y enfatiza tu inhalación. Esta es la primera forma de estirar la respiración.

Prueba Bhramari! zumbido de abeja

tipos de pranayama

 

Bhramari se traduce como “abeja grande”. Es posible que desees reservar este pranayama calmante cuando tengas unos momentos a solas, para poder concentrarte y no molestar a nadie con tu zumbido.

Obtendrás el mayor beneficio cuando creas el sonido más audible, porque las vibraciones envían una ola tranquilizadora por todo el sistema nervioso, creando una homeostasis de la mente y el cuerpo.

  • Inhala completamente a través de ambas fosas nasales.
  • Exhala, produciendo el zumbido de la abeja.
  • Repite hasta 5 minutos y descansa en Savasana.

Confía en tu intestino con Dirga

tipos de pranayama

También conocida como Respiración en 3 partes, esta técnica consiste en respirar secuencialmente:

  • comenzando desde el diafragma llenando el abdomen.
  • moviéndose a los pulmones.
  • levantando hacia el pecho superior.

Dirga Pranayama es más accesible para los principiantes ya que se puede practicar acostándose con una manta gruesa o bolsa de arena sobre el vientre, lo que permite que se eleve durante la inhalación y caiga durante la exhalación.

Roar con la respiración del León

tipos de pranayama

Simhasana o Lion’s Breath ayuda a fortalecer los músculos de la garganta en preparación para prácticas de pranayama más avanzadas.

Los principiantes por lo general se sienten un poco tímidos acerca de hacer la cara del León, pero esta postura libera inhibiciones, te permite encontrar tu verdadera voz y ayuda a eliminar la tensión excesiva del pecho.

libera la bestia que llevas dentro:

  • Acomódate en una posición vertical de rodillas, colocando las caderas en los muslos y apoyando las palmas hacia abajo (nota: esta postura se puede ejecutar desde la mayoría de las otras posiciones de yoga).
  • Inhala profundamente por la nariz y mientras exhalas, abre bien la boca y saqua la lengua, dejando que se vaya todo el aliento con un sonido audible de “HA”.
  • Repite 2-3 veces y sigue con una posición de descanso como la postura del niño o Savasana.

Si aprendes a controlar tu respiración tendrás el poder absoluto de tus emociones. 😉

Vídeo

Si quieres arriesgarte un poco mas, te dejo un vídeo de Ana Isabel con más técnicas de respiración. Ella alterna la respiración con algunas asanas (posturas), no tienes nada de que preocuparte porque entre mas practiques, mas avanzas, solo disfrútalo.

Créditos de la imagen:
Respiración bhramari
Respiración Ujjayi
Respiración de león
Respiración dirga
Pose respiración natural

5 Tipos De Pranayama: Trabaja Tu Respiración
5 (100%) 1 vote